Hace ya años decidí convertir el iPhone 4 que utilizaba a un Nexus® One, seducido como varios otros por el carácter más abierto de Android® (o espantado por el estilo cerrado de Apple, segun se mire). Al hacerlo, dejé de recibir mensajes de mis contactos con iPhone® y me pregunté ¿qué esta