Todos recordamos las ceras o lápices de cera que usábamos en el cole para colorear dibujos. Pero hay quien, de adulto, les localiza una aplicación mas allá de rellenar figuras de color: transformarlas en esculturas talladas que te dejarán con la boca abierta. Estas pequeñas obras de arte están