Hace unos días hablábamos del cambio de precios que Evernote había iniciado. También explicamos las programas naturales que podían sustituir a Evernote, como son Google® Keep o Microsoft® OneNote. Pero en esa busqueda incesante de hallar lo que preferible se ajusta a mis necesidades me he dispuesto a probar