Uno de los mayores incordios en YouTube es sin desconfianza el filtro regional que el portal de vídeos aplica dependiendo de tu circuntancia geográfica y que imposibilita en determinadas situaciones visualizar el contenido, labor que se acentúa si accedes a través del iPhone® o iPad. No pasa nada, hoy