Los cimbronazos del caso Snowden -el agente arrepentido- y de los leaks de la NSA aún suenan muy resistente y probablemente lo harán durante suficiente tiempo, y por ello los visitantes exploran alternativas para poder garantizarse la protección y privacidad de su información. Algo que parece que será difícil