Filed under: Robots Érase una vez un cubo diferente a los demás. Un cubo con un sueño. Un cubo que se atrevió a caminar. Su nombre era Cubli, y fue inventado por examinadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH) que, cuando no están demasiado ocupados haciendo drones