A rde la tarde en el blanco lienzo de mis páginas. Los dedos dibujan rayos que van del amarillo naranja al púrpura. Las letras se recogen bajo el cálido refugio del verso. Y contemplan en la distancia el fenómeno literario del crepúsculo. [1. sigue ►] [2. y continua ►]