El Tribunal General de la Unión Europea confirmó hoy una multa que la Comisión Europea impuso contra Intel en el año 2009 por practicas anticompetitivas en Europa en contra de su enemigo AMD. Esto significa que tras 5 años de luchas judiciales, Intel deberá pagar obviamente una multa de USD$ 1.430