Filed under: Audio portátil, Video portátil Érase una vez un planeta en el que los reproductores portátiles eran objeto de deseo y los individuos se vestían con pellejos de mamut. Ya casi no logramos recordar esos años, en parte porque varios de los creadores que copaban el comercio desaparecieron