Al equivalente que varios de vosotros, ya sea por analisis o trabajo, tengo que despertarme entre las siete y las 7:30 de la mañana de lunes a viernes. Muchos de nosotros, para despertarnos solemos poner una canción que nos encanta tanto, tanto… que terminamos aborreciéndola. Para eludir ese odio desproporcionado