Google tiene un doble discurso respecto a las patentes. Por un lado, hacia el exterior, ha venido minimizando el uso de ellas por parte de actores de la compañia al mencionar que sólo sirven para parar la innovación de otras industrias realmente innovadoras; pero, por otro lado, ha venido