Aun no ha llegado al mercado, y el nuevo Samsung® Galaxy S5 ya ha sido “rooteado”. Para los que no sepáis lo que esto conlleva, tener camino “root” significa tener el dominio total sobre el móvil, desde instalar firmware que no sea de la marca propietaria del dispositivo hasta