2016 es el año de Qualcomm. Si bien es cierto que ha recibido varias críticas por el sobrecalentamiento que experimentaba el Snapdragon 810 este año parece que la cosa ha variado con el nuevo Snapdragon 820, presente en terminales de variedad alta como el Galaxy S7, LG G5 o el nueva OnePlus