Según CNN Money, el servicio de arriendo de taxis a través de smartphones, Uber, estaría empleando una tactica muy agresiva y sin desconfianza cuestionable para perjudicar a uno de sus rivales directos, Lyft, que consistiría en pedir viajes falsos para así perjudicar su desempeño. Acorde a documentos transmitidos por Lyft