Hoy os escribo desde la playa de Chiclana, con una buena cerveza junto al Mac® y el sol ingresando por la ventana. Hoy comienzan mis ansiadas vacaciones que, desgraciadamente, terminan el domingo (no soy yo de detener mucho…). Me he levantado tarde, como un marqués, y me he hallado