Si hace unos cuantos años algunos terminales Android® sólo disponían de 256 megas para instalar aplicaciones, la unica forma de ampliar esa capacidad con una tarjeta microSD era con el flasheo de una ROM personalizada. Gracias a esa ROM, haciendo algunos cambios en los ajustes, se podía maximizar esos