Filed under: Juegos, E3 La venida de una Xbox One sin Kinect ha permitido lograr algo más que 100 euros de ahorro en el presupuesto. Los programadores ahora podrán aprovechar bienes que la consola tenía reservados para la barra sensora, y eso automáticamente se podrá traducir en avances del